Nuestra aventura inicia en febrero de 2019, cuando un grupo de entusiastas caminantes de cerros, caminos, trochas, ríos, playas, montañas, entre otras maravillas de la naturaleza, nos conocemos en el evento “Un volcán de esperanza”, de la Fundación Latidos y Custom Expeditions.  De la experiencia vivida para apoyar a la Fundación, y conocer al majestuoso Volcán Barú de 3,475 metros sobre el nivel del mar, llevo a una serie de caminatas en otros puntos del país, donde cada vez se unían mas personas para estar en contacto con la naturaleza.
Cerro Marta, Chame, Campana, Trinidad entre otros hacen que cada ves se quiera conocer más. Es así que se desarrolla entre los organizadores de Custom Expeditions una aventura internacional entre los asistentes de las diversas caminatas. El reto, “Nevado de Santa Isabel en Colombia, a 4,965 metros sobre el nivel del mar, como meta máxima a alcanzar, borde del glaciar a 4,693 msnm, y Laguna del Otún aproximadamente a 3,950 msnm“, realizado a mediados de septiembre de 2019.
Comienzan los preparativos y las confirmaciones de los entusiastas, siendo trece personas las que deciden enfrentar el reto. Se coordinan las fechas del viaje, charlas, equipo para llevar, preparación física, mal de altura, en total se desarrollaron tres reuniones preparativas,  además de giras previas, una de ellas de vuelta al Volcán Barú.
#videoTravel
preparación física previa
+ El Viaje a Colombia
El plan era llegar a la Ciudad de Pereira, descansar una noche en el hotel, y a las cinco de la mañana junto al equipo de coordinación en Colombia salir hacia nuestra meta. Un grupo se iría directo a la Ciudad de Pereira, y otro tomaría un camino un poco mas largo, llegando a la Ciudad de Cali, para tomar el transporte colectivo, como parte de la aventura para conocer un nuevo lugar.
Ya todos en el avión, nos tomo aproximadamente una hora llegar a tierra Caleña, sumando los tramites de aduana, migración, cambio de monedas, otra hora más.
Tomamos el bus rumbo a la terminal para viajar a Pereira, otras horas de viaje nos tomaría, pero el ánimo estaba arriba y sin contratiempos. Ya todos en el Hotel, preparamos maletas, y la ropa que usaríamos, dormimos poco, casi unas 4 horas. A las 5 de la mañana ya estaba el equipo guía local, con 3 autos doble tracción, y personal para llevarnos lo más cerca al Parque Nacional Natural los Nevados.

También te puede interesar

Back to Top